Si el amor fuera una flor, sería la más linda coincidencia

Bienvenidos a un nuevo septiembre.

Se ha dicho que el amor puede conquistar el mundo. Conquista corazones y con eso basta. Que el amor puede con todo. Que tiene distintas versiones. Pero ¿qué pasaría si pudiéramos materializarlo? ¿Qué forma adaptaría? Tendríamos que pensar entonces, con el corazón. Es así como comenzaría por nosotros. Poco a poco tomaría forma de todo aquello que nos traiga paz. Sería algo que, al verlo, sólo con verlo, nos traiga tranquilidad. Si pudiéramos hablar de él. Diríamos que es delicado. Que hablemos en voz baja, que lo entendiéramos primero. Que él habla por si solo. Y se aprendería así, poco a poco a quererlo. El amor podría ser muchas cosas, pero seguro algo que se encuentre en cada esquina. Ir caminando y encontrarlo en las calles, seguro se perdería en los más bellos paisajes.

Podría tener diferentes formas, podría tener diferentes texturas. Y ¿por qué no? Podría tener una gama de colores única. Nos dejaría sin aliento, y sería inspiración en nuestro día a día. Tendría diferentes tamaños. Es por esto, que tendría que crecer, crecería con nosotros, con luz, agua y aire. Necesitaría libertad, ¿qué sería del amor, sin libertad? Lo regalaríamos en las fechas especiales. Un poco para ti, para él, para ella. Podría abundar en las bodas, en los nacimientos, en los compromisos. Y probablemente cuando abunde, cando ya no quepa. Se regaría y dejaría huella. Caminos eternos de belleza. Si el amor fuera un olor, sería la más fina fragancia. Se utilizaría en las casas, en el cuerpo, llegaría al alma. Reconoceríamos el tono a distancia.

Si el amor fuera una fecha, de seguro se convertiría en una tradición. Pasarían siglos y a la espera de él, estarían las personas.  Hoy decidimos entender el amor, decidimos darle una forma. Si el amor fuera una flor, sería la más linda coincidencia. Bienvenidos al mes del amor. Una tradición, que no podemos dejar a un lado. El amor se encuentra en todas partes, regalar detalles hace parte de él. Queremos felicidad a la hora de comer. A la hora de invitar a un café. Si el amor fuera un flor, no la dejaría nunca perder.

Bienvenidos al mes del amor, “Sweet September” llega para quedarse.

 

CONOCE NUESTRA COLECCION PARA SWEET SEPTEMBER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *